Baking feelings.. and doughnuts!

Posted on April 2nd, 2015

2

De regreso en la cocina, y sin pendientes o pedidos que entregar, aquí estoy de nuevo sola en la cocina, frente a frente a la causa de mis desvelos pero con mi eterno enamorado que llena de calor mi alrededor..EL HORNO. De alguna manera me ayuda a encontrarme a mi misma, me pone a prueba la noche, los ingredientes y un deseo intenso de ese aroma a pan recién hecho.  No importa el tipo de pan pero he querido desde hace tiempo preparar unas deliciosas donas!, claro que está la clásica forma de hacer donas sumergidas en aceite… (Hey! no crean que no me encanta!), pero acabo de conseguir un molde para donas que he estado queriendo probar desde hace ya tiempo, y quien quita que lo horneado ayuda a no abusar de las calorías.. (honestamente está prohibido hablar de calorías en este blog…PROHIBIDO!).

Hoy puse en marcha mi cocina, limpieza e higiene, compra de ingredientes y porque no empezar este año con un postre que es sencillo pero tan reconfortante! Y en esta temporada de frío mi casa es extremadamente fría.. es mejor estar afuera, excepto claro.. estés en la COCINA. Extrañaba acompañar mi noche de horneado con una serie de T.V., decidí comenzar a sintonizar “The Good Wife” ya que ha sido tan aclamado en años anteriores, ya veremos que tal!.

Encontré esta receta navegando en Pinterest y la suavidad descrita en esta receta llamó mi atención. Anteriormente había intentado hacer unas donitas que no resultaron lo mejor y el proceso era bastante elaborado, pero esta vez tengo que decir que cumplieron mis expectativas. Tan solo una masa suave y casera que hasta se antoja comerse cruda!, pero no queremos dolores de estómago, mejor esperemos a que salgan del horno!.

1

La receta originalmente lleva solamente Nuez Móscada y un toque de canela al exterior, sin embargo decidí arriesgarme un poco y agregar un sutil toque de Cardamomo 🙂 . ¿Por qué Cardamomo?..les platico que hace 1 año y medio estuve en los Bosques Dorados de Finlandia haciendo caminata en el frío cuando hicimos una parada en una cabaña con mirador, la razón por la que entramos aquí parecería que fuera por la atracción de subir al mirador y observar los bosques a lo alto. Sin embargo, la mayor atracción de aquí son las donas que venden en la cabaña, unas donas calientas y reconfortantes que tenían un sabor particular que lo cambiaba todo. Era Cardamomo!, acompañando estas donitas con un té caliente en el frío de Finlandia no tuvo comparación. Eso fue lo que me traje conmigo y esta vez decidí experimentarlo por mi cuenta.

Honestamente la primera tanda se salió del molde y se desparramó por todos lados, se destrozaban y eran imposibles de retirar del molde, esto sucedió por sobrellenarlo, sin embargo la 2da vez utilicé una duya que me ayudó a rellenar el molde y con no mucha masa, solo la suficiente para cubrir cada orificio, MÁS FÁCIL Y MÁS LIMPIO!.

3

Doce minutos después, la casa olía a donas recién hechas y al salir del horno las barnicé con un poco de mantequilla derretida y espolvoreé con azúcar y canela. También hubo algunas que cubrí con ganache de Chocolate, pero la verdad no armonizaba muy bien el sabor con la masa. Pero las de AZÚCAR! mmm.. ricas!! Doraditas y suavecitas al mismo tiempo. Un verdadero pecado al paladar!.

5

MUY FELIZ CON ESTE INICIO DE AÑO Y ORGULLOSA DE ESTAS DONITAS.. Les comparto esta receta:

MASA:

3/4 tza. de Mantequilla suave (pomada)

1 tza. de Azúcar

2 Huevos

1 cdita. de Vainilla

3 tzas de harina

4 1/2 cditas. de Polvo de Hornear

1/2 cdita. de sal

1/2 cdita. de nuez moscada

1/2 cdita. de cardamomo molido

1 tza de Lecha

CUBIERTA:

1/4 tza de Mantequilla derretida

1/4 tza de Azúcar

1/4 cdita de Canela

Precalentar el Horno 180 ºC

1. Mezclar Harina, Polvo de Hornear, Sal, Cardamomo y Nuez Moscada en un bowl y cernir.

2. En batidora mezcla la mantequilla con el azúcar, agregar los huevos y la vainilla.

3. Agregar los secos y terminar con la taza de leche.

*Cuando obtengas una masa suave y bien integrada, aceita un molde para donas (yo utilicé Wilton) y con ayuda de una duya rellena cada orificio solamente lo suficiente para formar un anillo. (Puedes hacerlo con una cuchara pero procura no cubrir más de la mitad del orificio y reparte equitativamente).

4. Lleva al horno de 12- 14 min. a 180ºC. y tomen un color dorado.

5. Deja enfríar unos minutos, mientras derrite la mantequilla para la cobertura y mezcla el azúcar con la canela.

6. Cubre cada donita con mantequilla derretida y espolvorea con la mezcla de azúcar.

LISTO! DISFRUTA CON UN TÉ CALIENTITO!!

P.D.: “The Good Wife” también cumplió mis expectativas! 😀