Un Thé Tard para descansar..

Posted on April 2nd, 2015

Estas últimas 2 semanas han sido verdaderamente cansadas y no me había tomado el tiempo de parar por un momento, dejar todo de lado y calentar la tetera.

Es absolutamente reconfortante para mi entrar a una cocina vacía, (limpia!), y poner agua a calentar en la tetera mientras preparo la mesa sola y exclusivamente para mi. Una servilleta de tela, mi pequeña egoísta (para quienes no las conocen, son teteras con su taza incluida para que solo una persona le dé uso.. de ahí el nombre), esta egoísta en particular fue un regalo de parte de la abuelita de mi novio en mi visita a Francia, ella pinta porcelana y es una gran cocinera!, mucho aprendí de ella y sus costumbres, entre ellas:
“Siempre hay tiempo para un té”
“La comida no es una necesidad..es una ceremonia”
“Y nunca es suficiente MANTEQUILLA!”

Pero , este es otro tema para otro día.. sigamos con la preparación de la mesa, para acompañar mi té, no puede faltar un buen pan tostado, vaya entre más quemado mejor!, mantequilla casera (si! casera.. me tomo el tiempo de hacerla, simplemente sabe mejor), y mermelada de grosella. Cuando menos lo espero escucho el agudo grito de la tetera y estamos listos para comenzar.

Cuando doy el primer sorbo de mi té calientito, cae como un abrazo fuerte a mi interior, como dije.. reconfortante! Mi pan, mi té , y yo en el completo silencio de la cocina.

image

image